Otamatone

Te acabas de cruzar con el instrumento más adorable del universo y viene directamente desde Japón. ¿Como no te vas a enamorar de un instrumento con cara y personalidad propia?

 


Indicarme cuando esté disponible

¡Precio rebajado!
29,90 € IVA incluído

35,00 € IVA incluído


Si tenemos que encontrarle algún parecido a este delicioso instrumento japonés tendríamos que retroceder 50 años hasta encontrarnos con el mítico Tannerin (o Theremin eléctrico) que tocaban los Beach Boys, y aún así estaría a años luz. La única semejanza es que se toca moviendo un dedo por su barra sentitiva, y a partir de ahí, cualquier parecido es pura coincidencia.


Que tenga boca ya de por si es extraño, pero que además la utilice para variar la intensidad de volumen nos parece una genialidad. Tocarlo no tiene mayor secreto: pasa tu dedo por la barra sensitiva y lo harás sonar, súbelo y consigue un tono más grave, bájalo y consigue uno más agudo, menéale la cabeza rápidamente con la otra mano y consigue un genial efecto de vibrato, pero eso si, tendrás que practicar un poco para conseguir dar con la nota exacta.


El Otamatone ha sido creado por el colectivo japonés Maywa Denki, inventores de increibles instrumentos autómatas y otros robots sin utilidad aparente que generalmente sólo construyen para utilizarlos en sus performances, aunque en esta ocasión la factoría de productos de diseño Cube Works se ha encargado de su desarrollo.


Dispone de un selector de volumen con tres posiciones (apagado, bajo y alto) y un selector de tono (grave, medio y agudo). Funciona con dos pilas AAA (no incluidas). A diferencia de su hermano mayor, el Otamatone Deluxe, esta versión no dispone de salida de audio, así que si quieres amplificarlo tendrás que ponerlo a cantar delante de un micro como se merece.

 

Ahora también puedes convinarlo con el Chihuaha Whistle, con el que además de hacer una gran pareja, podrás intercambiar su cara!